SEGUIDILLAS

Existen dos modalidades musicales que aparecen en las fiestas de las Cruces de Alosno: las seguidillas y los fandangos.

Las seguidillas se cantan en las “colás”, las mujeres acompañan con panderetas, palillos y tocando las palmas, las “reuniones” de hombres cuando llegan acompañan con guitarras. Las seguidillas se cantan con el fin de que los hombres saquen a bailar a las mujeres que se encuentran en las “colás”. Las seguidillas alosneras son una variación de las sevillanas pero sólo se cantan tres estrofas o secuencias. Las seguidillas se comienzan a cantar con una sola voz siguiendo el resto de las mujeres y asistentes a coro. Una seguidilla sigue a otras a veces de manera ininterrumpida. En Alosno existen muchas letras de seguidillas que se han trasmitido por tradición oral, algunas tratan de las relaciones de amor, los noviazgos que surgen en las fiestas de las Cruces, exaltación de la propia cruz, alabanzas a la mujer, etc.

 

 

SEGUIDILLAS

Se bailan tres sevillanas

al pie de la Santa Cruz

y al final de la tercera

la perrilla pa la lú.

Sábado de la Cruz Chica

Cruz de Mayo del Alosno

qué tradición tan antigua

qué sentimiento tan hondo.

Todo el año trabajando

por venir a la colá

y lo que yo he ido ganando

esta noche voy a gastar

con “la señora” bailando.

 

SEGUIDILLAS BIBLICAS

Otras seguidillas que se suelen cantar en Alosno durante la fiesta de las Cruces son las denominadas “bíblicas” que hacen referencia a hechos de la Biblia:

Mientras Sansón dormía

Dalila infame,

los hilos de la fuerza

supo cortarle.

Sirva de aviso,

que a mayor confianza

mayor peligro.

LOS FANDANGOS

Los fandangos son cantados siempre por los hombres durante sus trayectos entre “colás”, ellos suelen parar en la calle para beber y cantar los fandangos que entonan individualmente y de manera espontánea. Sus contenidos temáticos son muy diversos y no suelen hacer alusión a la fiesta de las Cruces. Los fandangos se cantan en otros contextos festivos pero siempre con las mismas características que los diferencia de otros lugares.

FANDANGOS

Reunión

viva nuestra reunión

desde el más chico al más grande

que nos estamos divirtiendo

y sin meternos con nadie

Que viva nuestra reunión.

Seguidillas Alosneras

Las mujeres que cantan en las colás no fuerzan la voz; van diciendo las coplas como un rezo continuo, un mantra, una seguidilla ininterrumpida al son de las pandaretas, con la pausa justa para el cambio de pareja.

Texto extraído del libro “Alosno, palabra cantada” de D. Manuel Garrido Palacios

 

Seguidillas Punteás

El sonido tan peculiar de las punteás, fusionado con el ritmo sincesante de las pandaretas alosneras, junto con el escenario que se va produciendo, se transforma cómo dicen: “…a un salón de baile del Renacimiento; a otros, a los templos chipriotas del amor sagrado…”,

Frase del libro: “Alosno, Palabra Cantada” de D. Manuel Garrido Palacios.

Si lo has sentido compártelo...Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Buffer this pageShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone