Las Cruces de Mayo del Alosno con ojos Holandeses

Artículo 1

El año pasado participamos por tercera vez en las fiestas de las cruces de mayo.

De nuevo fue una experiencia maravillosa y sorprendente. En Holanda no hay tradiciones tan antiguas y tan ricas como en España. La tradición de las Cruces de Mayo en Alosno se destaca aun mas, por su vejez y la riqueza de su música y de sus cánones. Para los forasteros es muy difícil entender todos estos preceptos. Disfrutar del espectáculo visual y el cante y el toque son las únicas cosas que puede hacer el extranjero. Esto no es dificil. Como los Alosneros son gentes muy abiertas es fácil integrarse en las festividades, aunque las colás están tan llenas que no cabe ni un alfiler.

Lo que salta a la vista tambien es que toda la gente de Alosno participa en esta fiesta. Hombres, mujeres, niños, abuelos, ricos y pobres, todo el mundo. Y todos con mucha dedicación, amor y orgullo. Para nosotros eso explica un poco porque Alosno es un pueblo tan entrañable.

Para los niños extranjeros la cruz de mayo es un sueño. Nuestra niña Lucía estaba como en trance obsevando a las mujeres bailando en la colá, mirando las panderetas y escuchando el cante. Nunca habiamos visto a nuestra niña asi. Y además nunca había estado despierta hasta tan tarde. Pero sin problemas. En Holanda es inconcebible acostar a los niños a esas horas. Pero en Alosno todo es posible. Por eso queremos mucho al Alosno.

Marian de Schipper

Artículo 2

Sería ridículo que un extranjero como yo tenga que explicar el sentido y el significado de las Cruces de Mayo en Alosno, pero no temo hacerlo aquí en Ámsterdam a cualquiera que quieran oírla.

No es fácil de explicar y describir bien la tradición, el simbolismo y la alegría que caracterizan las fiestas de Alosno, aunque tenga material audiovisual para ilustrarlo. Al fin y al a cabo lo que yo intento es convencer a los componentes de mi grupo “Calle Real” y la gente que se interesa por el flamenco y España a que vengan a Alosno. ¡Y con qué éxito! Si un forastero ha sentido y vivido las fiestas de Cruces de Mayo, la Romería de San Antonio de Padua ó la fiesta de San Juan Bautista, siempre dirá que ha sido un hechizo y a veces se enamoran de Alosno cómo me pasó a mí.

El año pasado los músicos de “Calle Real” y yo tocamos desde medianoche hasta las once de la mañana, terminando en el salón Santa Bárbara (Hermandad), donde nos juntamos con los guitarristas de Alosno después de una noche embrujadora.

Acompañados por una muchedumbre de mujeres y hombres que cantaban a voz de grito saludando el nuevo día. ¡Para mi un momento agradable e inolvidable!

Frans Nottrot

Si lo has sentido compártelo...Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Buffer this pageShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone